COVID 19. SOBRERREACCIÓN

AUDIO - TEXTO
Inteligencia Política y Estratégica

COVID 19
SOBRERREACCIÓN

AUDIO:   https://youtu.be/bFzKprEcV6Q

TEXTO (PDF):   https://yadi.sk/i/xL5fXsgCX37AOA


1.      Desde el análisis socioeconómico, es imprescindible ser prudentes ante un contexto de falta de claridad científica y sanitaria como el planteado por la epidemia COVID 19. Cuando los científicos no están de acuerdo, los posicionamientos socioeconómicos deben plantearse al menos opciones distintas en función de esas discrepancias.

2.      Por otro lado, es importante reconocer la extraordinaria dificultad de la asunción de responsabilidades de decisión política en un período en el que nuestros gobernantes han tenido que elegir, supuestamente, entre destruir la economía o aceptar la extensión de la enfermedad. Y todo ello viéndose obligados a apoyarse en unos criterios científicos divergentes entre sí y en continua modificación.

3.      De cualquier forma, manteniendo el indicado criterio de prudencia, sí hay aspectos que el paso del tiempo nos va dejando progresivamente claros.

4.   El más importante de ellos es el que, muy probablemente, el mundo esté sobrerreaccionando frente a esta epidemia. Una epidemia que parece justificar medidas sanitarias extraordinarias, pero que no parece justificar en ningún caso medidas de hundimiento económico como las adoptadas por nuestros países.

5.      Muy probablemente la conciencia de que se estaba sobrerreaccionando fue lo que llevó a China a modificar rápidamente su estrategia inicial y a acabar con los confinamientos que se aplicaron finalmente sólo a un 5% de su población, aunque ese 5% fuese tan espectacular que sirvió a las televisiones de todo el mundo para aterrorizar a la población mundial y soportar así las drásticas medidas que se han venido adoptando al respecto.

6.      Lo cierto es que, transcurrido un año, no parecen detectarse diferencias significativas en el impacto de la enfermedad en función de las medidas adoptadas. Y, muy especialmente, en función de la adopción de las medidas restrictivas y de confinamiento que son las que han destruido nuestra economía.

7.      “Nuestros” medios se han dedicado a una permanente difusión del pánico, impidiendo el contraste de opiniones distintas, ni a nivel científico ni sanitario ni político. Examinemos un aspecto elemental de cualquier política pública: la comparación de resultados obtenidos por políticas alternativas. Los medios se han dedicado sistemáticamente a denigrar a los países que no adoptaban medidas restrictivas y a olvidarse de ellos cuando se ha visto que esta falta de medidas no generaba peores resultados. La falta de debate y de contraste es asombrosa.


8.      Podemos tener en cuenta este cuadro sólo como un ejemplo. Comparamos el número de muertes acumuladas en 3 países (Belarus, Cuba y Suecia) sin confinamientos o –como China- con confinamientos mínimos, con los datos de 5 países (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) que han adoptado severas medidas de confinamiento de su población que son las que, en definitiva, han hundido la economía europea.

9.      Si hiciéramos caso al bombardeo manipulador de “nuestros” medios, los países que no han optado por los confinamientos deberían haber sido arrasados por la COVID-19. Nada de esto ha sucedido.

10.   Por supuesto, hay mucho que analizar y debatir al respecto, a pesar de que el bloqueo informativo no nos lo pone nada fácil. Ante una epidemia como ésta parece lógico que se adopten medidas extraordinarias. Pero sí parece claro que las decisiones que han hundido nuestra economía no estaban justificadas y obedecen a una clara sobrerreacción.

Documentos sobre Inteligencia Política y Estratégica

Otros documentos de EKAI Center